lunes, 18 de octubre de 2010

Capítulos de Historia: Guillermo Madero y su punto de vista sobre Manuel José de Guerrico

Izquierda: portada del libro Capítulos de Historia de Guillermo Madero. 
Derecha: Retrato de Manuel José de Guerrico.
   
La historia de Quequén la cual tratamos de desentrañar de un olvido generalizado con mucho ímpetu nos ha llevado a descubrir un personaje que mucho tiene que ver con nuestra historia y cuya incidencia en la misma es innegable. Su nombre les resultara conocido ya que hemos hablado de el en otra ocasión (1) y lo seguiremos haciendo ya que su importancia así lo amerita. Se trata de Manuel José de Guerrico, para algunos un héroe para otros, uno de los culpables de nuestro pobre presente, teniendo en cuenta que esta ciudad tenía todo para poder ser una de las más importantes de la zona. 
 En esta oportunidad queremos mostrar a este personaje por medio del punto de vista de Guillermo Madero, autor de un libro llamado  “Capítulos de Historia” que en un capitulo titulado  “Pequeña Historia del Puerto de Quequén” nos habla de Manuel José de Guerrico, del cual extraeremos algunos fragmentos ilustrativos que nos llevaran a  conocer un poco mas a este personaje.

…“El primer propietario y poblador de estos campos donde está el puerto de Quequén fue don Manuel José de Guerrico, quien compro al Estado, según títulos de fecha 6 de septiembre de 1836, un “terreno” de 8 ½ leguas de extensión, situada sobre la costa del mar entre el arroyo El M oro y el rió Quequén. Después en Diciembre de mismo año. Rosas, entonces gobernador de Buenos Aires, le dona 3 leguas mas de campo las cuales totaliza Guerrico 11  ½ leguas de extensión global. Esas 3 leguas cedidas por Rosas a Guerrico fueron en pago de los aportes que Guerrico había efectuado con anterioridad para equipar al ejercito con que Rosas efectuara su campaña del desierto en 1832 y formaban parte de las 60 leguas que por ley le fueron donadas a Rosas por su obsecuente cámara de representantes”…
…“Fue Guerrico un hombre progresista y muy vinculado con las personalidades destacadas de su época. Toda obra de progreso y de benéfico para el país merecía su apoyo, así contribuyo principalmente a la construcción del primer ferrocarril argentino emprendiendo esa obra en 1855, obra colosal entonces de un ferrocarril de ¡4 millas de extensión!.
…“Otra obra importante sobre la cual Guerrico quiso colaborar fue la construcción del Puerto de Buenos Aires, así en 1861 cuando don Eduardo Madero se presento por primera vez ante el gobierno de la provincia para construir un puerto en la Capital, Guerrico le ofreció generosamente su concurso pecuniario acompañándolo también en su segunda presentación en 1864”…
…“Fue amigo de los grande hombres de su época, amigo de Rosas en los primeros años de su gobierno, después se distancio de el, decía que el Gobierno lo había cambiado; prefirió alejarse del país durante la tiranía, radicándose temporariamente en Paris. Su casa a orillas del Sena era el sitio de reunión de los argentinos alli radicados. San Martín concurría con frecuencia desde su residencia en Grand Bourg.”…. Cuando Sarmiento llegó a Paris expatriado, Guerrico le ofreció su casa para vivir y en las “Obras Completas” de Sarmiento éste cita aquella estadía, refiriendo que se noche en informal conversación con su anfitrión comentaban la situación de la patria lejana, diciendo que “ a pesar de todo Guerrico conversaba de Rosas cierta especie de cariño, pues así era su conocida modalidad afectiva”…..

Ahora es tiempo de abordar un tema muy controversial en la vida de Manuel José de Guerrico, la fundación de Lobería. Volvamos al texto de Guillermo Madero describiendo lo que sucedía en estas tierras, corría el año 1854 cuando el partido de Lobería buscaba una ciudad que fuera cabecera de partido.

..“ En efecto, con el andar del tiempo el partido de Lobería con sus tierras feraces, su clima privilegiado y sus pobladores entusiastas progresa rápidamente y como carece de centro poblado para sede de sus autoridades y negocios el vecindario, por intermedio del Juez de Paz, en fecha 3 de Agosto de 1854 se dirige al gobierno solicitando la fundación  de una ciudad para cabeza de partido diciendo que el sitio adecuado seria sobre la desembocadura del rió Quequén, es decir, en parte de los campos de Guerrico. El Gobernador Don Pastor Obligado considera favorablemente el pedido, pero antes de proceder a la expropiación se le pasa vista del expediente al señor Guerrico para que informe; éste contesta manifestando que entiende que el terreno de su propiedad que se propone para pueblo no es el adecuado y seria perjudicial para los intereses del partido por ser arenoso, estéril y con agua salada en aquel sitio. Con tal motivo se inicia una larga controversia entre los que insisten que se funde la ciudad sobre el puerto como lo piden los Otamendi, Pieres, Sáenz Valiente, Pradera y otros, y Guerrico por otra parte que sostiene que aquel es el rincón mas lejano del partido sin vías de comunicación para el resto, con terreno medanoso inapto para edificación; además considera que como puerto tampoco es favorable, pues el acceso marítimo es peligroso en esa zona por sus violentos temporales donde es frecuente que los barcos que allí se acercan tantas veces terminan encallados en sus playas. Por estas razones considera que la sede edilicia debe erigirse mas al centro del partido con vías de comunicación mas fáciles y también mas cerca de la Capital..
Con todas estas dilaciones se fundo la ciudad de Lobería recién en 1886, a 50 Km. adentro sobre las márgenes de arroyo Tamangueyú. Poco tiempo después se funda también la ciudad de Necochea como cabeza del partido del mismo nombre sobre la otra margen del rio Quequén.
Aunque no deben extraerse conclusiones de hechos que no han sucedido, parecería que Guerrico estuvo equivocado al oponerse a que se formara la sede capital sobre el puerto que hoy ha adquirido tan destacada importancia, pero tal oposición no puede atribuírsele a egoísmo ni juzgársele como se ha hecho, máxime cuando el, como hombre conocedor del mundo y progresista, debía saber que lejos de perjudicarse se beneficiaria grandemente con el desarrollo de una ciudad capital de partido en su campo.”…

Como vieron,  este personaje no pasa inadvertido en lo que hace a nuestra historia. Seguiremos investigando y dando a conocer mas posturas que nos lleven a conocer mejor a Manuel José de Guerrico, aquel dueño de estas tierras y de sus destinos.



1 comentario:

  1. Claro queda en este informe de Madero, que existe una gran controversia sobre la posición adoptada por Guerrico. Pero no quedan dudas hoy en día que dicha postura, correspondía solamente a una cuestión comercial. No tanto de Manuel Guerrico, quien jamas estuvo por estos lugares sino por su hijo, quien llevara adelante la gigantesca movida que llegara a ser la Ciudad Anónima Ciudad de Quequén. Mucho más claro esta lo relatado por Suarez García. Donde transcribe la nota completa presentada por Guerrico. Allí, los quequenenses realmente pueden ver lo Equivocado de la postura de Guerrico. Realmente fue un personaje muy nefasto para Quequén. Muy por el contrario del resto de los terratenientes Loberenses, que al contrario de lo que se quiere dejar marcado hoy por el grupo de autonomistas. Lobería siempre quiso fundar su cabecera en Quequén. Guerrico empujo a la fundación donde actualmente está. Y fuen en el año 1889, no como dice madero en el 86 Y qQuequen se fundo tambien en el 89, no en el 56 como quieren hacer pensar tambien. La historia de Quequén y la zona es extremadamente rica, no entiendo porque hay quienes se empeñan en deformarla y cambiarla solo para tratar de demostrar quien es más viejo que quién.

    ResponderEliminar